Tuesday 16 April 2024

LA MOZZARELLA

La mozzarella es una variedad de queso de origen italiano, extendida por todo el mundo. Su empleo en la cocina es cada vez mayor, y lo más curioso es que su ingrediente principal es para muchos desconocido. El auténtico queso mozzarella se elabora con leche entera de búfala.

Además de este queso, existen otras variaciones que se comercializan como mozzarella y que se elaboran con leche de vaca u oveja, pero que resultan más económicas. Para comprobarlo sólo hace falta leer el listado de ingredientes que aparecen en el envase. En el supermercado, de hecho, las variedades que más abundan son las elaboradas con leche de vaca. Por este motivo, para adquirir una auténtica mozzarella es preciso acudir a tiendas más selectas.

La diferencia principal entre la leche de vaca y la de búfala es que esta última es mucho más nutritiva, ya que concentra mayor cantidad de grasas, proteínas y lactosa que la primera, por lo que su valor energético es superior.

Esta variedad de queso no es el único producto lácteo que se elabora con leche de búfala. La leche de este animal también se emplea para fabricar mantecas, leches en polvo, leches fermentadas y dulce de leche, entre otros. La leche como tal es un alimento de consumo habitual en países como la India.

Variedades de mozzarella

Se trata de un tipo de queso de color blanco amarillento y de textura suave. Su sabor poco acentuado lo convierte en un ingrediente adecuado para muchos platos. Se puede encontrar la variedad fresca, apropiada para ensaladas y para bocadillos, y el queso semi-seco, ideal para fundir y usar para la elaboración de pizzas y burritos mexicanos.

Los formatos en los que se vende esta variedad de queso pueden ser muy variados. La forma más tradicional de encontrar este queso es en forma redondeada. A partir de ahí también se pueden preparar otras formas variadas como son las trenzas o las bolitas de tamaño pequeño, que conocemos como bocconcino.

Su empleo en la cocina

La adición de mozzarella en las pizzas ha sido desde siempre conocida. Pero con los años se ha ido añadiendo a muchos platos más, en especial a ensaladas.

Muchos de los platos que se elaboran día tras día en casa admiten la incorporación de este queso, enriqueciendo nutritivamente las recetas. Verduras, pastas, carnes o pescados son algunos ejemplos que admiten muy bien la adición de este nutritivo ingrediente lácteo.

FUENTE: Eroski Consumer

IMAGEN: BBC

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.