Thursday 28 May 2020

BUTTERMILK

Como me gusta hacer recetas de aquí y de allá, un día me encontré con una que, entre sus ingredientes, llevaba buttermilk. El término en inglés significa manteca de leche, aunque debería llamarse suero de leche. Cuando investigué de qué se trataba, resultó que era algo que yo utilizo desde hace muchos años para algunas recetas, como la de los scones, pero desconocía su nombre.

El buttermilk es utilizado en repostería, ya que aporta un sabor especial y esponjosidad a las preparaciones. Es la parte líquida que queda de la crema cuando se elabora la manteca. Comercialmente, se obtiene adicionando un medio ácido (ácido láctico) a leche baja en grasa y dejándola fermentar. Es, en definitiva, una leche cultivada. Hay varios países, como Estados Unidos, donde lo venden ya preparado, pero como no es nuestro caso, vamos a ver cómo podemos hacerlo.

La receta para preparar buttermilk en forma casera lleva leche y jugo de limón o vinagre blanco. Hay otra opción, que es mezclando yogurt natural con leche o agua (3 partes de yogurt por 1 de leche o agua), pero hay lugares donde conseguir yogurt natural no es nada fácil.

En general, a las recetas que llevan buttermilk entre los ingredientes se les agrega bicarbonato de sodio, para neutralizar la acidez que tiene.

En algunos países de Europa, como Alemania y Dinamarca, o en la India lo toman como refresco.

BUTTERMILK

Ingredientes

  • 240 ml de leche descremada
  • 1 cda. (15 ml) de jugo de limón o vinagre blanco

Preparación

  1. Poner la leche en un vaso o jarra y agregarle el jugo de limón o el vinagre blanco.
  2. Dejar reposar, a temperatura ambiente, durante 10'.
  3. Luego de ese lapso tendrá una apariencia espesa y de leche cortada.
http://www.misanplas.com.ar/2013/07/15/buttermilk/

 IMAGEN: © MISANPLAS

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.