Wednesday 12 August 2020

LA HISTORIA DEL BAILEYS

Seguramente, si no lo probaron, al menos hayan escuchado hablar del Baileys, el licor de crema irlandesa que se ha convertido en uno de los favoritos de muchos consumidores principalmente por su sabor inconfundible, mezcla de whiskey irlandés y crema, una combinación que —sumada a otros ingredientes esenciales— dio como resultado un licor suave, levemente dulce y muy gustoso.

Además de todo esto, gran parte de la popularidad del licor Baileys se debe también a que es un licor que incluye varios tipos y sabores y puede ser utilizado en la elaboración de distintos tragos y cócteles.

¿CÓMO SURGIÓ EL BAILEYS?

El licor de crema irlandesa Baileys es la combinación de un whiskey irlandés y crema, elaborado por Andrew Bailey, de la RA Bailey & Co. de Dublín, Irlanda. La marca es actualmente propiedad de Diageo.

Históricamente, la compañía encargada de elaborar el licor Baileys ha destacado la importancia del ambiente natural, tradicionalmente irlandés, en el que tiene lugar su producción, y la calidad de cada uno de los ingredientes con que se elabora. En efecto, el Baileys surgió con la idea de combinar dos tradiciones irlandesas: la destilación (históricamente asociada al whiskey irlandés) y la agricultura.

De este modo, su elaboración está basada en la leche de vacas especialmente selectas, alimentadas con distintos tipos de hierba en una histórica granja de Irlanda, de la cual se obtiene la crema. La leche obtenida en esta granja natural es destinada a la elaboración de Baileys antes de las 36 horas de haber sido producida y, el siguiente paso, fue combinar la crema con el whiskey.

Como hemos visto, el whiskey irlandés es uno de los más tradicionales y populares a lo largo del mundo, con una historia que se remonta al siglo XVII cuando una destilería irlandesa recibió el permiso real de parte del Rey Jacobo I de Inglaterra, siendo hoy en día la única destilería existente con dicho permiso.

LA POPULARIDAD DEL BAILEYS

La mezcla de crema y whisky fue lo que hizo al Baileys tan especial y distinguido, ya que en su elaboración descubrieron una fórmula para combinarlos de manera de no utilizar conservantes y la crema es preservada únicamente por el alcohol, lo que le da el sabor definitivo tan natural y agradable. El toque final en su elaboración se lo dan sabores como chocolate, caramelo y vainilla.

Gracias a su fórmula especial, Baileys fue el primer licor en combinar la crema y el alcohol en una mezcla lo suficientemente estable como para ser comercializada. Fue introducido en el mercado en el año 1974, siendo el primer licor de crema irlandesa; tiene una vida útil de 24 meses, debe ser almacenado entre 5 y 35 ° C y posee 17 % de volúmen alcohólico. Otros licores de crema que pueden ser comparados con el Baileys son los licores Amarula, Carolans y Sangster’s.

Puede ser bebido solo o con hielo, aunque la presencia de hielo permite disfrutar más y por más tiempo el licor, ya que se mantienen muy bien los sabores distintivos, resulta más fresco y menos empalagoso.

FUENTE: El gran catador

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.