Sunday 18 August 2019

LA SALSA DE MODA: SRIRACHA

Quizás oíste hablar de ella, o quizás no, pero no cabe duda que la salsa de chile Sriracha se ha ganado un lugar en mercados tan importantes como el de Estados Unidos, no sólo por su característico sabor picante, sino también por sus prácticas de marketing: prácticamente este producto no tiene departamento de marketing en ningún lado, y la empresa se jacta de no haber invertido un solo dólar en publicidad desde su creación en 1980.

David Tran, dueño y fundador de la compañía Huy Fong Foods Inc., ha creado la salsa característica por su envase con tapa verde y el gallo en el logotipo, debido a una necesidad que tuvo cuando emigró a Estados Unidos durante la década de los 1980s. Siendo un refugiado de Vietnam del Sur, llegó a América y no pudo encontrar trabajo fácilmente. Tras un tiempo de pensar qué hacer, y tras descubrir que no podía encontrar una salsa picante que le agradara, decidió hacer él su misma salsa, basándose en una salsa originaria de Si Racha, en Tailandia, que conocía muy bien y le gustaba. La preparó en un balde, la envasó y la empezó a repartir utilizando una furgoneta.

Al poco tiempo, sus proveedores notaron que la salsa era muy característica por ser muy picante. Le sugirieron que le agregue una base de tomate, para hacerla más suave. Otros le dijeron que la endulce un poco para que vaya mejor con el pollo. Pero David no se inmutó al respecto y no cambió su receta. “La salsa picante debe ser picante.” – dijo. “Si no te gusta picante, pues usa menos. Aquí no hacemos mayonesa”.

En cuanto a sus principios para las ventas, David Tran sólo tenía uno: “Hacer una salsa para hombres ricos a un precio destinado a hombres pobres.” En todo el tiempo que ha ido funcionando el negocio (20 años), se ha mantenido el precio al por mayor de la salsa Sriracha, por lo que los mayoristas siguen encantados. El precio final al consumidor ronda los 4 dólares por la botella de 830 ml, lo cual no es muy excesivo. En cuanto al sabor, se sigue manteniendo la receta original, según la visión de David Tran: “Empezamos esto porque queríamos una fresca y picante salsa de chiles”. Es por ello que sólo se aseguran de envasar los chiles más picantes, tratando de que sean procesados el mismo día que hayan sido cosechados.

En 2007, un año en que hubo una venta excesiva del producto la producción de chiles no alcanzó para los últimos tres meses del año, por lo que el producto se volvió escaso y aumentó su precio. Tran se puso a pensar y a considerar el utilizar otros ingredientes para producir más salsa, pero finalmente decidió no hacerlo y anunció que la salsa sería producida normalmente al año siguiente. Fue una jugada sabia, ya que los consumidores no sólo dejaron de quejarse, sino que esperaron a que el producto estuviera nuevamente disponible. “Si nuestro producto es aún bienvenido por el consumidor, entonces seguiremos creciendo”.

Y es que a pesar de todos los inconvenientes, la empresa familiar sigue creciendo cada año. Recordemos que el nombre de Sriracha pertenece a un lugar, y es por ello que la marca no puede ser registrada. Pero eso no importa, ya que la gente ha aprendido a reconocer a lo original y lo que representa, a pesar de tener múltiples imitaciones en el mercado (algunas hasta con el mismo nombre y diseño). Muchas empresas han querido adquirir a Huy Fong Foods, pero David se ha negado rotundamente a entregar a su amada. Él dice “Esta compañía, es como un ser querido para mi, es mi familia. ¿Porqué querría compartir este, mi cariño, con alguien más?”.

Curiosidad Extra: Existe una forma para medir el grado de picor o pungencia de los chiles o ajíes. Se llama la Escala Scoville y utiliza una sustancia presente en todos los chiles llamada capsaicina, un componente químico que estimula los receptores térmicos de la piel humana. Esta escala, desarrollada por Wilbur Scoville en 1912, consiste en analizar el grado de picor de una muestra de cada fruto picante, diluyendo dicho extracto en agua azucarada hasta que un comité de evaluadores ya no pueda sentir el picor de la mezcla. El grado de disolución del extracto en el agua azucarada da su medida en la escala Scoville.

FUENTE: Curiosa web

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.