Thursday 25 April 2019

EL MEJOR WHISKY DEL MUNDO ES JAPONÉS

Escocia es sin duda la cuna del whisky. Sin embargo, el prestigioso informe que elabora anualmente desde hace 12 años Jim Murray, la denominada Biblia del Whisky, arroja un dato sorprendente. Ningún whisky escocés figura entre los cinco mejores. Nunca antes había ocurrido.

Pero si esto es llamativo, más aún lo es que el vencedor del año pasado sea un whisky… japonés. Se trata del Yamazaki Single Malt Sherry Cask de 2013, elaborado por la destilería de whisky más antigua de Japón, Suntory, fundada en 1923. Esta empresa, además, fue noticia a principios de año por adquirir a la americana Beam, propietaria a su vez de las marcas españolas DYC o Larios, por 16.000 millones de dólares.

El mejor whisky del mundo, según la Biblia de Murray, ha obtenido una puntuación de 97,5 sobre 100. Lo describe como un espirituoso “rico y afrutado” y de “exquisita audacia” al olfato. Sólo se hicieron 18.000 botellas de este Yamazaki y está disponible únicamente en unas pocas tiendas especializadas en Reino Unido por alrededor de 160 dólares.

El Yamazaki premiado sucede en lo alto de la clasificación al escocés Glenmorangie Ealanta. Esto hace aún más duro para el orgullo de Escocia que no aparezca ninguno de sus whiskys entre los cinco mejores del mundo. Y si a esto se añade que el primero europeo en esta lista sea uno inglés, el golpe es todavía mayor. El podio lo completan dos whiskys estadounidenses –el William Laure Weller, un bourbon de Kentucky, repite en el segundo lugar-.

Aunque para el gran público la victoria de un whisky japonés en la última edición de la Biblia de Murray pueda suponer una sorpresa, en opinión del experto Ron Taylor ésta no es tal, ya que la ‘cotización’ de los espirituosos nipones ha crecido exponencialmente en los últimos años y, de hecho, ganan regularmente concursos de gran prestigio en todo el mundo. En este sentidio, en 2001, el Yoichi de Nikka triunfó en una cata internacional organizada por Whisky Magazine, y en 2003, el Hibiki de Suntory (el de la película ‘Lost in Translation’) ganó el primer premio en el Internacional Spirits Challenge. Desde entonces, esta firma no ha dejado de recibir reconocimientos.

Al fin y al cabo, el whisky japonés acumula una larga historia. Concretamente desde la década de 1920, cuando se construyó la primera destilería, Yamazaki, cerca de Kyoto. Durante el siglo XX el whisky japonés se vendía y consumía fundamentalmente en Japón, pero en la actualidad han cruzado las fronteras y se han hecho cada vez más populares en Europa y América del Norte.

La producción del whisky japonés, además, adquirió sus métodos de Escocia, ya que el primer destilador del país, Suntory Masataka Taketsuru los estudió allí y los exportó a Japón. Se producen de igual forma, con una doble destilación en alambiques, y en muchas fábricas se utiliza la cebada malteada, incluso importada desde Escocia. Japón también copió la tradición escocesa de suprimir la “e” en su nombre. Así, se denomina whisky japonés.

FUENTE: Yahoo! finanzas

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.