Friday 19 July 2024

LOS CUCHILLOS CERÁMICOS: PROS Y CONTRAS

Hay muchos tipos de materiales y tecnologías para la fabricación de las hojas de los cuchillos para cocinar. Varias de las más apreciadas hojas de cuchillo son:

ACERO

  • Titanio: son inoxidables y en contraste con los de acero tienen una reducción de peso de hasta el cuarenta por ciento. Tests de laboratorio han dado a conocer que la estructura química de estos cuchillos de cocina repelen las bacterias, evitando toda probabilidad de alojar gérmenes.
  • Acero inoxidable 440A o 440C: El más utilizado debido a su mayor dureza pero también un poco más difícil de afilar.
  • T7MO: compuesto altamente tecnológico que es una actualización del muy usado acero 440C.
  • Acero de Damasco: la hoja está generalmente fabricada con aproximadamente cuarenta capas y en el centro hay una base de acero VG-10 de superior dureza. Este acero se caracteriza por su altísimo contenido en carbono.

CERÁMICA

Una de sus más notorias características es su fascinante capacidad de corte, que se debe a su gran dureza, que es sólo superada por el diamante. La cerámica con que están fabricadas es una mezcla de sílice con óxido de zirconio compactado a grandes presiones y sometido a temperaturas superiores a 3.000ºC. Otra cualidad de este tipo de material es que, gracias a su composición química, no transmiten sabores, olores, ni oxidan los alimentos, característica que los profesionales de la gastronomía aprecian en gran medida.

Los cuchillos cerámicos son ideales para pelar y cortar verduras, frutas, pescados, carnes, embutidos… pero no pueden utilizarse para cortas huesos, alimentos congelados o aquellos que sean excesivamente duros.

PROS Y CONTRAS DE LOS CUCHILLOS DE CERÁMICA CON RESPECTO A LOS METÁLICOS

Pros

  • Capacidad de corte: la resistencia característica de las hojas cerámicas confiere un filo casi eterno a los cuchillos. El afilado se consigue empleando discos de afilado con polvo de diamante (recordemos es el único material superior en dureza). Por consiguiente, el filo es mucho mejor que el de los cuchillos convencionales y, además, se conserva por hasta 15 veces más que el de un cuchillo de acero.
  • Corrupcíon de los aromas: la cerámica es antioxidante y no se corroe por los ácidos de los alimentos. Además no traspasa sabor metálico ni absorbe sabores ni olores de las comidas, por lo que se puede usar sin riesgo de alterar el sabor de los alimentos que cortamos. Se limpia con mucha facilidad, sólo con la ayuda de un paño para secar después de un enjuague rápido en agua.
  • Peso: los cuchillos de cerámica pesan hasta un 50% menos que los cuchillos de acero por lo que son mucho más fáciles y cómodos de emplear.

Inconvenientes

  • Fragilidad: los cuchillos de cerámica son más frágiles que los cuchillos de metal. Pueden partirse o mellarse si se dejan caer al suelo (aunque no es normal) y no son recomendables para cortar alimentos congelados o cortar huesos. A pesar de ello, son ideales para realizar cortes con precisión.
  • Dureza: el mismo aspecto que los hace más resistentes y de mayor calidad también los vuelve más rígidos, por lo que no se puede plegar la hoja como en los cuchillos metálicos.
  • Costo: en general, el precio de los cuchillos de cerámica es superior al de la media de los cuchillos convencionales.

FUENTE: Cuchillosdecocinadeceramica56

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.