Friday 23 February 2024

¿PATA O PECHUGA?

Hay hogares donde un pollo no alcanza, aunque sean cuatro personas para comer. Y es que, a la hora de elegir entre pata o pechuga, los gustos son variados. Ni hablemos si en la familia hay varios a dieta, porque la carne negra del pollo se convierte en mala palabra. Pero, más allá de dietas o gustos, ¿qué parte del pollo es la más saludable? Podemos llevarnos una sorpresa.

Sabíamos hasta ahora que comer la carne blanca del pollo, o sea la pechuga, era  más conveniente para la salud porque tiene menos grasa y menor contenido calórico, aproximadamente un 25% menos. De eso no hay dudas. Sin embargo, estudios recientes plantean que lo que aportan las patas y los muslos supera en beneficios a lo que aportan las pechugas.

La carne blanca y la carne oscura o negra no sólo se diferencian por el color, sino también por el sabor y por ser dos tipos de fibras musculares. En el caso de la pechuga, o sea la carne blanca, las fibras musculares son de contracción rápida. La carne oscura de los muslos, las patas y las alas, en cambio, está compuesta por fibras musculares de contracción lenta, que contienen más grasa que la carne blanca y le permiten al pollo andar aleteando y correteando por la granja. Además, contienen una mayor concentración de mioglobina (hemoproteína muscular), que es una sustancia, rica en hierro, que se encuentra en las células musculares. A mayor mioglobina, el color de la carne es más oscuro.

Pero no sólo eso. Las patas, los muslos y las alas contienen no sólo más hierro que las pechugas, sino también zinc, tiamina, riboflavina, ácido fólico, vitamina B6, vitamina B12 y otros nutrientes.

Muchas personas optan por la carne blanca sobre la oscura debido a su menor contenido calórico, sin tener en cuenta los beneficios nutricionales. Entonces, ¿qué elegir? Tal vez lo ideal sería comer una combinación de ambas partes, para cuidar las calorías sin perder el valor nutricional. Eso sí, no nos olvidemos de sacarle la piel.

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.