Thursday 23 May 2024

AJO ASADO

A veces hay comidas que «necesitan» llevar ajo, pero hay cocinas en las cuales su uso está vedado (como la mía). El ajo asado es una alternativa para poder agregarlo en una receta ya que pasa más desapercibido y casi no hay consecuencias ni efectos aromáticos al día siguiente. Eso sí, en el momento de hornearlo la cocina se va a ver envuelta en un perfume a ajo que puede enfurecer al que no le gusta, por eso conviene hacerlo a primera hora de la mañana para tener tiempo de que se vaya el olor delator.

Los ajos cocinados de esta forma parecen caramelizados, con un toque ahumado. La temperatura del horno debe estar entre los 160º C y los 180º C. Una opción es aprovechar cuando se prende el horno para preparar alguna otra comida, total, apenas ocupan lugar.

Sirven para preparar una salsa, enriquecer un puré o, simplemente, comerlos solos. La mitad de la cabeza de ajo de la foto se la comió uno de mis hijos sobre una rodaja de pan con aceite de oliva. Un manjar.

AJO ASADO

Ingredientes

  • cabezas de ajo
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta

Preparación

  1. Rebanar 1/2 cm del extremo de la cabeza de ajo (no la parte de la raíz).
  2. Colocarla sobre un papel aluminio que pueda contenerla.
  3. Rociar los dientes con aceite de oliva.
  4. Salpimentar.
  5. Envolver el ajo con el aluminio formando un paquete.
  6. Llevar a horno entre 160º C y los 180º C por 25 a 30'. Debe sentirse blando al presionarlo.
  7. Dejar enfriar y presionar desde la parte de la raíz para extraer los dientes del ajo.

Notas:

Conviene cocinar más de dos cabezas, ya que pueden conservarse en aceite. Los restos de ajo crudo pueden utilizarse para otra preparación.

https://www.misanplas.com.ar/2012/09/03/ajo-asado/

IMAGEN:

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.