Wednesday 17 April 2024

PARRILLA LA DORITA

El primer recuerdo que brota de la memoria al entrar en La Dorita de Libertador, es el de aquellas cantinas coloridas del barrio de la Boca, con banderines y alusiones a clubes de fútbol incluidas. La decoración kitsch parece no tener un orden predeterminado. Sin embargo, al observar con detenimiento uno puede ver que cada elemento que compone la decoración del lugar está estudiado al detalle. Basta con mirar al techo y prestar atención a los artefactos de iluminación realizados con botellas o las coloridas maderas que cubren las paredes y que conforman una agradable ambientación.

En cuanto a la carta, tal vez es un poco larga pero sin pretensiones, con una lista de platos familiares que son básicamente minutas, además de lo que sale de la parrilla. Bocaditos de acelga, milanesas, Suprema de pollo a la napolitana, buenas pastas, postres clásicos y una larga lista de carnes y achuras. La tira de asado especial es realmente buena. Simpática presentación de algunos platos en fuentes de hierro sobre madera y de vino en pingüinos de cerámica. La carta de vinos es amplia pero no hay todos los que figuran. Los vinos empiezan en un rango demasiado alto para lo que ofrece el lugar. Está faltando algún vino que esté en un nivel menor de precios. Eso no es un problema en un país donde hay buenas etiquetas a precios accesibles.

Lamentablemente, el personal (no uno, dos, sino varios) también tuvo la sensación de que entraban a una cantina (sin desmerecer ninguna) y se dirigen a los clientes con demasiada confianza. Si usted fue varias veces a un comer a un restaurante y quiere saludarse con el mozo con besos y abrazos es asunto suyo, pero el personal no puede dirigirse a personas con las cuales no tiene confianza como si la conocieran de toda la vida. Esto no fue una vez, para comprobarlo concurrí en varias ocasiones en compañía de personas que nunca habían ido. El personal tampoco debe olvidar normas claves del servicio, como no pasar por delante de un comensal el plato que le retiran a otro. En definitiva, el servicio de La Dorita es algo que es necesario rever.

Teniendo en cuenta todo lo anteriormente enumerado, podría decirse que los precios están tal vez más acordes con el lugar geográfico, ya que está a metros del shopping Patio Bullrich, a pocas cuadras de los restaurantes de la recova de la calle Posadas y de los hoteles cinco estrellas de la zona, que al producto final que brinda La Dorita.

Tienen servicio de delivery.

PARRILLA LA DORITA 

Av. del Libertador 798 esquina Montevideo – Recoleta – Buenos Aires

Tel: + 5411 4815 2554 – www.parrillaladorita.com.ar

 

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.