Wednesday 28 February 2024

LAS ALCAPARRAS

Las alcaparras son los capullos de la flor, que aún no se abrió, del arbusto llamado alcaparro (Capparis spinosa). El arbusto es originario de Asia oriental y fueron los griegos quienes lo difundieron entre los pueblos del Mediterráneo.

El alcaparro es un arbusto semileñoso de tipo rastrero, generalmente pequeño, que no supera los 50 cm de altura. Las ramas caen a tierra pero por el peso y se extienden hasta varios metros cuadrados. Las ramas tienen espinas de hasta 1 cm de largo, que dificultan la recolección de los capullos. También se consumen los alcaparrones, que son los frutos inmaduros del alcaparro.

Las flores tienen pétalos blancos o rosados, con largos estambres con anteras de color violeta.

Cada planta puede producir entre medio kilo y tres kilos de alcaparras. Del alcaparro o alcaparrero no sólo se utilizan los botones de sus flores, también la raíz, la corteza, y los frutos inmaduros (conocidos como alcaparrones), ya que es una planta que tiene algunas propiedades medicinales.

La recolección de las alcaparras es en primavera, cuando tienen el tamaño de un grano de maíz. Son más valoradas cuanto más pequeñas son. Una vez recolectadas se conservan en agua saturada con sal durante una semana, luego se las encurte en una solución de vinagre y sal. Las alcaparras se usan en la preparación de salsas, ensaladas, guisos etc. Combinan muy bien con la mostaza y el rábano picante.

Las alcaparras son un ingrediente muy común en toda la cocina del Mediterráneo. Tienen un sabor muy particular, entre ácido y salado. Son un condimento en pizzas, platos con salmón ahumado, ensaladas, mayonesa o platos de pasta. Tal vez el uso culinario más conocido de las alcaparras sea la conocida salsa tártara, de la que es un componente esencial.

IMAGEN: © MISANPLAS

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.