Wednesday 22 May 2024

CÓMO PELAR UN ANANÁ

Los asiáticos tienen una forma especial para pelar y cortar una piña. Casi puede decirse que es todo un arte dejar un ananá tropical listo para consumir sin ninguno de sus ‘ojos’ y, además, proporcionándole una presentación más atractiva, como puede verse en la foto inferior.

El ananá es una fruta tropical que a la mayoría nos encanta, es jugosa y refrescante, dulce y con un punto de acidez que la hace ideal para tomarla como postre y también para incorporarla en platos salados, desde ensaladas hasta pizzas. Se considera un alimento que facilita la digestión, depurativo, diurético y entre otras cosas, que favorece la circulación sanguínea.

Cada familia tiene un método o costumbre para cortar esta fruta, pero en los países asiáticos tienen la que parece la mejor técnica. Puede verse cómo pelar un ananá en el video a continuación.

Después hay muchas opciones para cortarla, según como se desee servir en rodajas, en gajos, en dados… preferiblemente retirando el corazón que resulta duro, aunque no es necesario desecharlo, ya que puede aprovecharse el jugo para otras elaboraciones.

Para empezar, hay que contar con un buen cuchillo, cortar los dos extremos y a continuación retirar la piel dejando la pieza redondeada. En el siguiente paso, hay que ir retirando los ojos siguiendo su línea oblicua. Es como esculpir el ananá, no hace falta pelar la fruta en exceso, con los desperdicios que ello genera, sino ir ‘al grano’.

En lugar de ir ojo por ojo, se cortan varios a la vez realizando cortes en V y siguiendo la línea indicada, el resultado estético es el de una espiral.

Al principio, pelar el ananá podrá ser entretenido, pero poco a poco se irá tomando práctica, aunque estaremos lejos de tener la habilidad del maestro del video.

FUENTE: Gastronomía y Cía.

IMAGEN: Randychiu

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.