Monday 06 April 2020

LAS CIRUELAS

La ciruela es el fruto del ciruelo, árbol de la familia de las Rosáceas que alcanza hasta 5 metros de altura. Esta familia incluye más de 2.000 especies de plantas herbáceas, arbustos y árboles distribuidos por las regiones templadas de todo el mundo. Se presenta en una amplia gama de tamaños, formas, colores y sabores que dependen de la variedad.

De todas las variedades de ciruelas que existen (hay más de 150 tipos diferentes), la ciruela claudia (color verde) es una de las más conocidas y consumidas. El nombre de Claudia se debe a la Reina Claudia de Francia, esposa de Francisco I, que era una gran consumidora de este tipo de fruta.

Las ciruelas son originarias del Cáucaso, Turquía y Persia (Irán). Los principales países productores son Argentina, Chile, Sudáfrica, Estados Unidos y España. En función del color de su piel, las ciruelas pueden clasificarse en amarillas, rojas, negras y verdes.

Las amarillas son frutas de sabor ácido y abundante jugo. Las rojas son jugosas y con un sabor más dulce que las amarillas. Las negras tienen la piel azulada o negruzca y son las más adecuadas para cocer. Las de piel verde se denominan Claudia y se caracterizan por su dulzor. Estos cuatro tipos engloban otras muchas clases.

Las ciruelas están compuestas en su mayor parte por agua (más del setenta y cinco por ciento de su peso). Poseen una proporción destacada de hidratos de carbono (once por ciento por cada 100 gramos) y su contenido en grasas en inapreciable.

En cuanto a su contenido en vitaminas destacan la provitamina A en forma de carotenos, (más abundante en las de color oscuro) la vitamina E y la C. El mineral más importante es el potasio, aunque también contienen  algo de magnesio, calcio y hierro. Las ciruelas contienen antocianos (pigmentos de acción antioxidante y antiséptica) y ácido málico (un ácido orgánico que forma parte del pigmento vegetal y que dota de sabor a la fruta).

PROPIEDADES DEL CONSUMO DE CIRUELAS

Resultan beneficiosas para la sangre, el cerebro y los nervios. Ayudan a reducir el colesterol. Se emplean para tratar problemas digestivos, como trastornos estomacales, nauseas y estreñimiento. Ayudan a retrasar algunos efectos del envejecimiento.

También pueden tomarse desecadas, (deshidratadas), aunque su contenido calórico es muy superior (aproximadamente 175 calorías por cien gramos).

FUENTE: Hola.com

IMAGEN: etringita

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.