Monday 24 September 2018

SMOOTHIE

El concepto del Smoothie nació alrededor de 1930 en California, Estados Unidos, y se popularizó treinta años después con la explosión de la alimentación sana, como opción de una bebida saludable. Un smoothie es básicamente una mezcla espesa de frutas. Debe su nombre a la suavidad del producto resultante de las frutas refrigeradas sometidas a un licuado especial. De acuerdo con JASA, Asociación de Jugos y Smoothies americana (Juice and Smoothie Association of U.S.A.), “son una comida saludable servida en vaso que puede tomarse como merienda o postre. Junto con suplementos vitamínicos, los smoothies pueden ayudar a controlar el peso. Son, además, la bebida y la comida del futuro”.

En el 2000, esta asociación con diez años de trayectoria, creada para educar al consumidor acerca de la industria de los jugos y los smoothies, además de promover el consumo y expansión del mercado de estos productos a través de la promoción de franquicias, definió los smoothies profesionales con la siguiente receta: mezclar jugo de fruta, frutas, hielo picado, yogurt descremado o leche de soja en una licuadora de alta velocidad. Un proceso sencillo y limpio que da como resultado una bebida espesa y consistente.

Los smoothies se hicieron populares hacia mediados de los años 60 en restaurantes de comida saludable y heladerías, particularmente de California. Algunos de ellos adicionaban otros ingredientes como leche de soja, suero de leche en polvo, té verde, suplementos herbales o mezclas de suplementos vitamínicos. Entre 1990 y el 2000, los smoothies empezaron a distribuirse en cafeterías, tiendas de café, y embotellados en los supermercados de Estados Unidos.

Esta cultura empezó a consolidarse con el auge de los gimnasios, las dietas bajas en grasas, los productos light, naturales y orgánicos. Sólo en 2003 la industria de los smoothies en EEUU generó ventas por más de $1.100 millones de dólares.

SMOOTHIE DE MANGO Y DURAZNO

Ingredientes

  • 1 mango
  • 1 durazno
  • 1/2 taza de leche descremada
  • 1/2 taza de jugo de naranja
  • hielo triturado

Preparación

  1. Pelar el mango y el durazno. Cortarlos en trozos y llevarlos al freezer.
  2. Cuando estén congelados ponerlos en el vaso de la licuadora con la leche y el jugo de naranjas.
  3. Licuar.
  4. Servir en un vaso con hielo triturado.

Notas:

No todas las licuadoras son aptas para triturar hielo.

http://www.misanplas.com.ar/2012/09/07/smoothie/

FUENTE: La Barra

IMAGEN: Real Smiley

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.