Monday 22 April 2024

LA MEJOR FORMA DE COCINAR REMOLACHAS

Más allá del método de cocción elegido para preparar este tubérculo, es conveniente elegir remolachas con bulbos firmes y hojas verdes brillantes. Cuanto menor sea el tamaño del bulbo, más tierno será.

A la hora de guardarlos en la heladera, separar los bulbos de las hojas verdes, dejando entre dos y tres centímetros del tallo en la remolacha.

En cuanto a la forma de cocinarla, el mejor método de cocción para disfrutar de una remolacha con toda la concentración de sus azúcares es asarla en el horno, envuelta en un paquete de papel de aluminio. De esa forma, se condensa la dulzura de la remolacha y el vapor del interior del paquete la mantiene húmeda.

Calentar el horno a 180 grados. Cortar la raíz de la parte superior. Lavar las remolachas. Es importante que sean similares en tamaño para que tengan el mismo tiempo de cocción. Colocar un pedazo grande de papel de aluminio sobre una bandeja para horno, dejando la mitad de la lámina colgando de un extremo. Coloque las remolachas en la parte superior de la hoja en la bandeja para hornear. Rociar las remolachas con un hilo de aceite de oliva y sazonar con sal y pimienta. Doblar el aluminio a la mitad para hacer un paquete y doblar bien los bordes.

Hornear hasta que las remolachas estén tiernas (se puede comprobar pinchando con un tenedor a través del papel de aluminio). Por lo general toma entre 40 y 60 minutos, dependiendo del tamaño de las remolachas. Dejar enfriar en los paquetes de aluminio. Cuando las remolachas estén lo suficientemente frías al tacto, sacarlas del paquete y pelarlas (o no, depende del gusto de cada uno). Cerrar bien para formar un paquete y asar hasta que estén tiernas, aproximadamente 45 a 60 minutos.

El chef británico Jamie Oliver agrega, antes de cerrar el paquete de aluminio, aceto balsámico, ajo machacado, aceite de oliva, orégano o tomillo fresco y sal.

FUENTE: Food52

IMAGEN: James Ransom

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.