Saturday 22 February 2020

SOPA DE REMOLACHAS Y ZANAHORIAS ASADAS

Se viene el invierno y una sopa caliente siempre reconforta. Ésta, además, tiene el toque especial que le dan las verduras asadas, el jengibre y la lima.

evolution-fresh_carrot-beet-soup_food52_mark_weinberg_14-05-06_0341

No es necesario prender especialmente el fuego, hay que aprovechar los momentos en que uno encendió el horno para hacer un pollo, una carne, o gratinar unos fideos con salsa blanca, para poner a asar las verduras. Es una forma, además, de economizar tiempo y gas o electricidad.

Esta sopa puede servirse fría, si se la lleva a la heladera por lo menos 2 horas antes de servirla.

SOPA DE REMOLACHAS Y ZANAHORIAS ASADAS

Para 6 porciones

Revista: Food52

Ingredientes

  • 6 remolachas medianas
  • 2 o 3 zanahorias grandes
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • sal
  • 1 1/2 litro de caldo de verduras (preferentemente casero) o agua
  • 1 trozo, de unos 5 cm, de jengibre fresco, pelado y cortado en rodajas finas
  • 3 ramitas de perejil, hojas finamente picadas y tallos reservados
  • 1/2 cebolla grande, picada
  • 1 diente de ajo grande, picado finamente
  • 2 limas
  • pimienta
  • 1/3 taza de crema de leche

Preparación

  1. Precalentar el horno a 230 °C.
  2. Pelar las remolachas y las zanahorias y cortarlas en trozos de 1 a 1/2 cm.
  3. Extenderlas sobre una bandeja para horno. Rociar con 2 cucharadas de aceite de oliva y espolvorear generosamente con sal.
  4. Asar las verduras hasta que estén blandas (las zanahorias deben tener un tono marrón), dándolas vuelta con una espátula 1 o 2 veces durante la cocción. Esto deberá tomar unos 45 minutos. Poner el caldo o agua en una cacerola mediana, agregar el jengibre y los tallos de perejil y llevar a ebullición.
  5. Apagar el fuego y dejar reposar, mientras que las remolachas y las zanahorias se cocinan.
  6. Poner el aceite de oliva restante en una cacerola grande y llevarlo a fuego medio. Agregar la cebolla y cocinar, revolviendo con frecuencia, hasta que esté suaves y ligeramente caramelizada, durante unos 5 minutos.
  7. Agregue el ajo, cocinar un minuto y luego añadir las remolachas y las zanahorias.
  8. Quite el jengibre y el perejil del caldo y añadir el líquido a la olla con las verduras. Llevar a ebullición y bajar el fuego para que la sopa hierva a fuego lento. Cocinar durante 5 minutos.
  9. Hacer un puré con la sopa, hasta que esté suave, en la licuadora. Agregar un poco de agua si parece espesa.
  10. Añadir sal y pimienta a gusto.
  11. En un bowl pequeño, mezclar la crema fresca, la ralladura de lima, el perejil picado y una pizca generosa de sal.
  12. Servir la sopa en cuencos individuales con una cucharada de la crema fresca.

Notas:

Esta sopa puede servirse fría, si se la lleva a la heladera por lo menos 2 horas antes de servirla.

http://www.misanplas.com.ar/2014/06/03/sopa-de-remolachas-asadas-y-zanahoria/

FUENTE: Food52

IMAGEN: James Ransom

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.