Monday 24 September 2018

DÍA INTERNACIONAL DEL AGUA: CINCO FORMAS DE TOMARLA

El agua es el elemento vital y hoy, obtenerlo en muchas zonas del mundo un drama. Por eso, ayer se celebró el Día Mundial del Agua, como forma de crear conciencia en la necesidad de cuidarla.

Siendo fundamental para nuestro organismo, muchas personas dicen que no les gusta por considerarla insípida, pero los médicos recomiendan el consumo de al menos 2 litros diarios.

“Muchas personas cometen el error de tomar bebidas artificiales pensando que con ellas se hidratan correctamente. Sin embargo, es el agua pura la que permite que nuestro organismo realice una serie de funciones fisiológicas básicas, y no otro tipo de líquidos azucarados. Por esto, es tan importante motivar el consumo de agua”, señalan desde el Círculo de Nutricionistas de Sodexo, en Chile.

Los expertos destacan que este elemento “facilita el transporte de nutrientes dentro del organismo, regula la temperatura corporal, mejora la salud de la piel, favorece la digestión, aumenta la concentración, regula la actividad renal, diluye los líquidos del cuerpo, y aumenta la esperanza de vida, entre otros beneficios”.

Las necesidades de agua varían en función de las condiciones ambientales, fisiológicas, de las distintas etapas de la vida, y del ejercicio físico que realicen las personas, lo que incide en la pérdida de agua del cuerpo y de la cantidad que debe reponerse.

CÓMO HIDRATARNOS

Según lo especialistas la sed no es el principal indicador de la falta de líquidos en el organismo, porque ésta actúa como señal de alarma cuando ya se ha producido algún grado de deshidratación.

Por eso, es importante hidratarse de manera constante a lo largo del día. Las principales recomendaciones son beber líquidos cuando nos despertamos, en cada una de las comidas principales y entre las mismas, sumando al menos unos ocho vasos de líquidos, cantidad que debe incrementarse si se practican deportes y en época de altas temperaturas.

Si bien para muchas personas el agua no es una alternativa de su gusto, hay variadas opciones que podrían motivar el consumo de este elemento.

• Agua de pepino: cortar medio pepino para ensalada en rodajas, dejarlo en un recipiente y agregarle un litro de agua. Dejar refrigerar por un par de horas y listo. Este vegetal contiene propiedades curativas y limpiadoras del organismo. Agregarle unas gotitas de endulzante si se prefiere.

• Agua de pomelo y albahaca: exprimir el jugo de medio pomelo y la otra mitad cortarla en rodajas. Mezclar esto con un litro de agua y hojas de albahaca. Luego, dejar enfriar durante un par de horas y colar si se prefiere. El pomelo aumenta el metabolismo y la albahaca favorece la digestión, entre otras propiedades. Agregarle unas gotitas de endulzante si se prefiere.

• Agua de limón y menta: añadir a un litro de agua unas cuantas hojas de menta y el jugo de dos limones. Deja reposar tapado por un par de horas en el refrigerador y luego consumir. Agregarle unas gotitas de endulzante si se prefiere.

Tés de hierbas: conocidas por sus atributos medicinales, las infusiones de hierbas pueden ser una buena alternativa para aumentar el consumo de agua. Sólo basta escoger entre las hierbas preferidas, tomar un puñado o bolsita y dejarlo remojando unos cinco minutos en agua hirviendo. Agregarle unas gotitas de endulzante si se prefiere.

• Ice tea: enfriar el té con hielo, agregarle endulzante y luego añadir el sumo de un limón. Infalible.

FUENTE: Emol

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.