Sunday 28 February 2021

TIPS: CÓMO LIMPIAR LANGOSTINOS Y CAMARONES

Estos crustáceos se comercializan tanto enteros como pelados, frescos como congelados, crudos o hervidos y listos para consumir.

Para limpiarlos, en el caso de que los hayamos adquirido enteros, debemos comenzar por separar las patas del cuerpo y la caparazón o piel que recubre la carne. Hay que hacerlo con cuidado para no dejar carne en la piel. La cola se puede retirar o dejarla, si es que queremos utilizar algún langostino para decorar algún plato.

A continuación, hay que retirar la cabeza. Para ello, con una simple rotación podremos desprenderla con facilidad.

Cuando sólo nos queda la carne, debemos retirar el conducto intestinal que tienen en su interior. Es un conducto de color negro que tienen a lo largo del cuerpo, en el lomo, de textura arenosa y sabor amargo. Para realizar esta tarea es muy útil utilizar un palillo o un escarbadientes, o la punta de un cuchillo, para hacer una pequeña incisión y retirar el intestino como si fuera un hilo, ya que de este modo evitamos abrirlo todo a lo largo con un cuchillo.

En el caso de comprar crudos los langostinos, hay que retirarles el conducto antes de cocinarlos.

 

Powered by WordPress. Crossover Theme by AWESEM.